lunes, 20 de mayo de 2013

Buenas Vibraciones


Prakash Ratan, Maestro de Ceremonia
Eso era lo que sentía Vicente Ferrer cuando estuvo en Ceuta por última vez en el año 2000 para recibir el Premio Convivencia. Jordi Folgado, Director General de la Fundación Vicente Ferrer, lo recordaba cuando presentaba a los caballas la campaña de “Mujeres, la fuerza del cambio”. Folgado manifestaba que Vicente notaba la capacidad y la costumbre que tenían las distintas culturas de convivir y coexistir en la ciudad autónoma”.
Folgado subrayó que con la campaña, la Fundación quería llevar a Ceuta un mensaje de optimismo, de futuro, “queremos demostrar a la ciudadanía que con un pequeño empujón se puede salir del círculo vicioso que es la pobreza extrema. Hay un camino para salir de este pozo sin fondo y  es el de ponernos todos juntos a resolver los problemas, porque la pobreza no está para ser entendida, sino para ser resuelta y estas siete mujeres que protagonizan la exposición son ejemplos vivos y referentes en la lucha contra las adversidades para vencer las calamidades”.
Jordi Ferrer, durante su intervención en el Templo
El Director General agradeció a los numerosos ceutíes todo el apoyo que prestan a la Fundación y dijo que con esta campaña querían mostrarles al mismo tiempo, el trabajo que se realiza en Andhra Pradesh gracias a su ayuda. “Queremos conocer y compartir momentos con estos amigos que para nosotros son fundamentales y a los cuales estamos muy agradecidos. Los pequeños gestos de cada uno se hacen grandes cuando se trata de vidas humanas”.
Ramesh, Presidente Co. Hindú obsequia con la moneda
conmemorativa del Templo a Jordi Folgado Ferrer.
Y concluyó su apretada, pero grata visita, diciendo que “creemos que el desarrollo primigenio arranca en la educación. Cuando llegamos a Anatapur nos dimos cuenta que la diferencia educativa entre los niños y niñas de las castas más altas respecto a las más bajas, dificultaba su avance y progreso. La falta de educación es el germen de la desigualdad. Queremos demostrar los avances de las mujeres en estos 30 años de trabajo en Anantapur. Se ha demostrado que si progresa la mujer, lo hace toda la familia, la comunidad entera. Es lo que queremos demostrar en Ceuta, que las mujeres de allí, merecen nuestro apoyo. A pesar de lo que se ha conseguido, todavía siguen sufriendo por ser de casta baja, y sólo y exclusivamente, por el hecho de nacer mujeres”.
Noticia extraida de http://www.mujereslafuerzadelcambio.org/cronicas/281



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.